Cargando

Por una alimentación sustentable

Por una alimentación sustentable

Tiempo de lectura: 4 mins
464 vista(s)

La agricultura sostenible se encuentra en el centro de la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), constituye un paso fundamental para lograr el Hambre Cero y se refleja en tres dimensiones: ambiental, económica y social y es lo que la APEAM busca a partir de la producción de nuestro aguacate.

Hace un año, la APEAM se convirtió en la primera asociación agropecuaria en sumarse a la Red Mexicana del Pacto Mundial de las Naciones Unidas que vela por la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) de la ONU. Hoy, con orgullo inauguramos nuestro blog para informar como primer tema sobre los avances relacionados con ese compromiso y a través del cual, en adelante, expondremos cuestiones relevantes de nuestra organización y nuestros socios, así como perspectivas y reflexiones. 

Como parte de nuestro Plan Estratégico de Sostenibilidad, queremos compartir que en el último año nuestros asociados han obtenido diversas certificaciones por aplicar las mejores prácticas y hacer un seguimiento exacto de diferentes lineamientos en sus  procesos y los de todos los actores involucrados en nuestra cadena de producción y comercialización, las cuales nos permiten contribuir al cumplimiento de la mayoría de los 17 ODS de la Agenda 2030.

Ellos ya están certificados por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) en los Sistemas de Reducción de Riesgos de Contaminación (SRRC) que se implementan durante la producción primaria de vegetales con el objeto de asegurar su salubridad. Además cuentan con la certificación PrimusGFS, que establece requisitos para el manejo de la producción, manipulación, procesamiento y operaciones de almacenaje de alimentos; situaciones que deben ser consideradas para la seguridad de los consumidores.

Nuestros socios cumplen también con los estándares para las Buenas Prácticas Agrícolas (GLOBAL G.A.P., por sus siglas en inglés) que garantizan la producción segura y sostenible de alimentos y con un módulo adicional de éstos: la Evaluación de Riesgos GLOBAL G.A.P. en las Prácticas Sociales que califica aspectos relacionados con la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores del sector agrícola. 

Asimismo, tienen el aval del Programa Sostenible de Riego y Uso de Aguas Subterráneas (SPRING, por sus siglas en inglés), otro capítulo extra del GLOBAL G.A.P. y con el sello internacional Fairtrade, que verifica  el cumplimiento de criterios sociales, económicos y ambientales de cada lugar de trabajo como condiciones dignas, no discriminación y libres de actividades infantiles o forzosas.

El Distintivo Orgánico de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural de México es una etiqueta que avala que los alimentos y productos que comercializan nuestros asociados son 100% orgánicos y que se producen bajo la regulación nacional vigente. En tanto que la certificación SMETA (Auditoría de Comercio Ético) les fue otorgada por cumplir con dicho procedimiento en materia de trabajo, salud y seguridad, medio ambiente y ética empresarial. Y cuentan además con la certificación Kroger, que significa que cumplen con un código de conducta con el objetivo de crear sistemas más resilientes, equitativos y sostenibles.

Adicionalmente, el Programa de Asociación de Aduanas y Comercio en contra el Terrorismo (CTPAT, por sus siglas en inglés),  protege a nuestros miembros a nivel mundial, al ser una capa crítica en el sistema de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos. Y no les podía faltar el Distintivo de Empresa Socialmente Responsable (ESR) que otorga el Centro Mexicano de Filantropía y finalmente, lograron, tanto la Certificación como Empresas Agrícolas Responsables de parte de la  Alianza Hortofrutícola Internacional (que se apega a legislación mexicana vigente en materia de ética  y normas laborales, como el Estándar DEAR T-MEC, que significa que respetan los derechos laborales de sindicación, contratación colectiva y otros, establecidos a partir del Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

Ante el creciente cambio en la forma de consumir alimentos alrededor del mundo y la necesidad de adaptar las pautas de consumo a la realidad de nuestro planeta, sobre todo en tiempos de pandemia, reiteramos nuestro compromiso con el Pacto Mundial de las Naciones Unidas pero lo más importante es que estos logros nos ayudan a mantener la sostenibilidad de nuestro aguacate y con ello, la de la alimentación de las personas. Por esto queremos dar las gracias a nuestros socios e invitarlos a que sigamos sumando esfuerzos en pos de esto.

Comparte