Cargando

Uso responsable de agroquímicos, clave para la inocuidad del aguacate

Uso responsable de agroquímicos, clave para la inocuidad del aguacate

Tiempo de lectura: 6 mins
848 vista(s)

México figura como unos de los países más importantes del mundo en la producción de cultivos con destino de exportación, siendo Estados Unidos su principal mercado y en cuyo logro destaca Michoacán. En 2020 nuestra nación se convirtió en el octavo mayor exportador global de productos agroalimentarios según la Organización Mundial de Comercio, con el aguacate ocupando el segundo lugar. Esto requiere de un gran compromiso de parte de nuestros socios en la APEAM para cumplir con los estándares de calidad e inocuidad en todo el proceso de producción. Por ello, debemos contar con una planificación para el uso responsable de agroquímicos.

En la APEAM, al estar adherida a la Red Mexicana del Pacto Mundial de Naciones Unidas 2030,  trabajamos  por el cumplimiento de los siguientes Objetivos de Desarrollo Sostenible: el cuidado del agua (evitando su contaminación con agroquímicos), trabajo decente y crecimiento económico (procurando la salud de los trabajadores) y la protección de la vida y ecosistemas terrestres (al promover el uso adecuado de sustancias químicas colabora para velar por la conservación, el restablecimiento y el uso sostenible de los ecosistemas terrestres y los  interiores de agua dulce, así como de los servicios que proporcionan, en particular los bosques, los humedales, las montañas). 

Adicionalmente, a través de la APEAM exportamos el 85 por ciento de los aguacates producidos por  nuestros miembros  hacia Estados Unidos, por lo que estamos comprometidos a promover el cumplimiento del Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).  En lo relacionado al capítulo 23 laboral, eliminamos el trabajo infantil en la aplicación de agroquímicos y fertilizantes, promovemos la seguridad de los trabajadores de campo al proporcionarles equipos de protección y fomentamos análisis de residuos de plaguicidas en los aplicadores de estos productos. Con respecto al capítulo 24 sobre medio ambiente, cumplimos con la reducción y control de uso de productos químicos, así como con la protección y conservación de la fauna y la flora silvestre.

Como parte del mencionado compromiso, nos complace compartir que, de acuerdo con la información generada por la Amocali a través de sus empresas asociadas en Michoacán, se generan aproximadamente 442 toneladas de botes y recipientes de contenedores de agroquímicos al año, en una superficie de 750 mil hectáreas en las que se encuentran diversos cultivos. 

Así mismo, las 17 Juntas Locales de Sanidad Vegetal (JLSV) de Michoacán que apoyan el programa de inocuidad del aguacate, están incorporadas al Plan de Manejo y Entrega de Envases Vacíos al Centro de Acopio Temporal (CAT) más cercano y con ello se recupera del 60 al 70% del total del material captado en el estado. 

Envases captados anualmente

Adicionalmente, entre la APEAM y las JLSV realizamos capacitaciones al sector productor con la finalidad de generar conciencia sobre el manejo de recipientes de químicos usados. Así mismo, se lleva a cabo la colecta de éstos en los 68 Centros de Recolección de Envases Vacíos de Plaguicidas (CREVP) ubicados en cada una de las juntas locales donde se almacenan temporalmente mientras se cumple con la cantidad estimada para ser entregados en los CATs  ubicados en los municipios de Zitácuaro, Nueva Italia y Jacona. Este procedimiento se  realiza desde hace 12 años y cada año aumenta de manera satisfactoria el número total de entregas, teniendo como resultado la siguiente gráfica hasta el año 2020.

De manera adicional llevamos a cabo, en conjunto con las JLSV, estudios clínicos anuales a Personal Organizacionalmente Expuesto (POE),  a la manipulación y aplicación de plaguicidas con la finalidad de llevar controles de salud y asignar dichas actividades únicamente a colaboradores sanos, esto además, es un requisito para el cumplimiento de algunos esquemas de certificación. Los últimos resultados de estos análisis (2020) reflejan un nivel muy alto de cumplimiento de esta medida.

En cuanto al cuidado del medio ambiente, en la APEAM trabajamos con el listado de plaguicidas autorizados y  para comprobar su cumplimiento de parte de los productores, realizamos el sorteo de LMR’S (Límites Máximos de Residuos) en el que se monitorean los mismos antes de realizar la cosecha para verificar que se cumplen con las medidas máximas para los países destino de nuestro aguacate. 

Otra acción ecológica que se realiza son estudios de las cuencas de México y del estado de Michoacán para analizar la calidad del agua con la finalidad de descartar la presencia de contaminación difusa causada por la aplicación de fertilizantes y plaguicidas químicos, los cuales determinaron que el líquido de lagos, arroyos y ríos se encuentra en buen estado. Esto es favorable para la inocuidad del aguacate pero es necesario acordar con las autoridades un mejor control sobre otros posibles agentes contaminantes. 

Como resultado de las medidas de sanidad que desde hace 12 años aplicamos en la APEAM, el aguacate aparece en 2021 en el primer lugar dentro de los 15 frutos consumidos en fresco, limpios y libres de plaguicidas, lo que lo coloca en un alto nivel de confiabilidad de consumo.

La polinización que realizan la abejas melíferas es un factor importante en el cultivo del aguacate y por ello realizamos también estudios de su incidencia que arrojaron que el cuaje final fue de 0.04% y que resultó en un incremento en el peso de los frutos, los cuales alcanzaron 181 g/unidad en promedio,  por tal motivo los productores han puesto un gran interés en el cuidado de este insecto. 

Según  nuestros muestreos estadísticos hay cerca de seis mil huertas de aguacate que tienen colmenas cultivadas, es decir, se cuidan las abejas como parte del cultivo, así mismo, se promueve el uso de las mismas para incrementar la polinización de frutos. 

El 31 de diciembre del 2020 se publicó  en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que se establecen las acciones que deberán realizar las dependencias y entidades que integran la Administración Pública Federal, en el ámbito de sus competencias, para sustituir gradualmente el uso, adquisición, distribución, promoción e importación de la sustancia química denominada glifosato y de los agroquímicos utilizados en nuestro país que lo contienen como ingrediente activo, por alternativas sostenibles y culturalmente adecuadas, que permitan mantener la producción y resulten seguras para la salud humana, la diversidad biocultural del país y el ambiente. 

En este sentido, en la APEAM aplicamos una encuesta a nuestros productores sobre el uso de la sustancia para conocer más y establecer alternativas pero detectamos que el 65 por ciento de ellos no la utilizan y el 58 por ciento considera que la prohibición de este herbicida no tendrá ninguna repercusión en el sector. 

Finalmente, en el tema de la producción orgánica (muestra importante de la inocuidad de los alimentos cultivados de forma sostenible) destaca el caso del aguacate Hass, el cual aportó 49.7% de total del valor de la misma en el 2017 (José Cuevas Valdez FIRA, 26 de julio del 2018), y de acuerdo con la última encuesta para la agricultura orgánica, refiere la presencia de un 5.5 % de producción de aguacate orgánico para la franja aguacatera.

Comparte