Cargando

Transformación de comunidades, uno de los ejes de la industria aguacatera mexicana

Transformación de comunidades, uno de los ejes de la industria aguacatera mexicana

Tiempo de lectura: 5 mins
495 vista(s)

Desde la perspectiva de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las desigualdades económicas y de condición que ya existían a nivel global entre las personas, se incrementaron con la pandemia y afectan en mayor medida a la población en estado de pobreza, así como a las comunidades más vulnerables. A su vez, dicha inequidad intensifica los efectos de la crisis sanitaria (ONU, 2020).

La reducción de las desigualdades ocupa el lugar 10 entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU y ante el escenario mencionado, la organización ve una oportunidad para reforzar el compromiso con los mismos y llama a avanzar hacia ellos de manera radical, incluso a modificar políticas y normas sociales si es necesario (ONU, 2020).

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad, mientras más competitivo es un país, la desigualdad entre su población es menor. En 2022, nuestro país se colocó en el lugar 37 en dicho rubro, de 43 países evaluados, con un índice de Gini (que significa disparidad en ingresos) de 45.4, mientras que en la muestra de naciones analizadas, el promedio fue de 36.85 (IMCO, 2022).

La contribución al desarrollo de las comunidades a las que una organización o empresa pertenece, es uno de los principios de la responsabilidad social que tienen y deben cumplir, independientemente del sector al que pertenezcan. Así lo hacemos en la Asociación de Productores y Empacadores de Aguacates de México (APEAM), misión que además, se apega a los ODS a los que estamos alineados en función de nuestra adhesión al Pacto Mundial de las Naciones Unidas en México.

Es por ello que diseñamos estrategias de acción que beneficien a las comunidades en las que nuestros socios viven y trabajan, para lo cual, tomamos en cuenta indicadores establecidos por organismos oficiales que nos ayudan a conocer las características socioeconómicas de las zonas donde se cultiva el aguacate.

Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) de México, el Índice de Rezago Social (IRS) –medida que incluye indicadores de educación, salud, servicios básicos y calidad, y espacios en la vivienda–, en grado alto disminuyó, de 34.20 por ciento que había en el estado de Michoacán en el año 2000, a 10.97 por ciento en el 2020. Dicho cambio se registró no solo en los 43 municipios donde la APEAM tiene influencia, sino también en el resto de la entidad, durante casi el mismo lapso de tiempo en el que la industria del aguacate se ha desarrollado en dicha región.

Los indicadores de la CONEVAL que consultamos registraron un cambio que nos ayudó a identificar el beneficio que el cultivo de aguacate brinda a las familias mexicanas de pequeños productores de la zona en la que más del 85 por ciento de los huertos tienen una extensión menor a cinco hectáreas.

De manera general, dichos indicadores coinciden en reflejar un mejor nivel de vida de los pobladores, así como un mayor desarrollo económico, producto de las actividades de cosecha y empaque de aguacate para exportación que realizan nuestros asociados. El progreso no solo se dio en la vida del personal que trabaja en este sector sino también en poblaciones enteras que han mejorado notablemente su estatus.

Al comparar cifras, corroboramos que la creación de miles de empleos que la industria aguacatera genera en México ha tenido un impacto positivo en las condiciones de vida de los trabajadores de la industria aguacatera y sus familias.

Además, una encuesta realizada por nuestros colaboradores entre 350 empleadas y empleados del sector empacador, arrojó buenos comentarios sobre las instalaciones de sus empresas, los espacios para trabajar, los equipos de protección con que cuentan, salarios y prestaciones. Incluso, se estima que el desarrollo de la industria aguacatera mexicana ha tenido impacto en la disminución de la migración, ya que alrededor de cien mil familias han optado por quedarse en su tierra de origen al encontrar en el sector una fuente de trabajo bien remunerado.

La contribución que el trabajo de más de 34 mil productores y 84 empresas de empaque socios de la APEAM hace para lograr una transformación positiva de las comunidades donde nos desarrollamos, nos impulsa a seguir trabajando en función de ella y de alcanzar los ODS de la ONU, como el de poner fin a la pobreza y a el hambre, los dos primeros en la lista.

Fuentes:

Comparte